Luna Nueva de Piscis - EL MOMENTO


Esta Luna Nueva de Piscis se presenta con mucha intensidad. Para lo difuso que puede llegar a ser el ámbito de lo Pisciano esta Luna viene muy definida. El 90% de los planetas se va a encontrar en sólo 3 signos. ¡¡¡Y vaya 3 signos!!! Los 3 últimos signos de la Rueda del Zodíaco, es decir aquellos que nos invitan a lo social, a lo comunitario, a lo fusionante y vinculante a nivel global.


Y, además, hay fuertes conjunciones que nos llevan a tener en cuenta la energía Ariana, pero también nos muestran algo profundamente pisciano: La colaboración, la unión. Si combinamos lo Ariano con lo Pisciano obtenemos que la Unión hace la FUERZA.


Es el momento de tomar una decisión interna de suma importancia, una decisión transpersonal. ¿En qué lado quieres estar? ¿Quieres ser el cambio, la diferencia, la luz, la paz? ¿O eliges ser la roca inamovible, lo caduco, la guerra, la oscuridad?.


Hace semanas que vengo insistiendo con la Revolución Acuariana: Haz el Amor y no la guerra, elige la Luz en lugar de la oscuridad, se el Cambio en lugar de resistirte a él, …

Son tiempos difíciles, la amenaza de la separación y la polarización pende sobre nuestras cabezas, la nueva guerra, los efectos del cambio climático, la crisis mundial del petróleo, la electricidad, las materias primas… Pero este es justo el momento exacto de tomar la decisión interna de hacia dónde vas a enfocar tu energía. ¿Vas a lamentarte o vas a despertar y a empezar a hacer las cosas de otra manera? Esta Lunación te pide sumarte ya a una actitud interna, no se admiten medias tintas.


En estos momentos hay un llamamiento hacia sostener desde nuestros interiores la posibilidad de que un nuevo mundo es posible, que la cooperación, la paz, la bondad, la compasión, la unidad no son utopías irrealizables, que en realidad solo tienes que ayudar a tus allegados, a tus amigos, vecinos, compañeros, para ser parte del CAMBIO. Ese cambio que tanto necesitamos. No esperes a que el mundo de afuera sea propicio, genera tú mismo el cambio que deseas ver en el mundo.


No sé si has visto Harry Potter pero ahí va un spoiler. ¿Recuerdas la innovación del Patronus que salva a Harry de los Dementores? Él creía que era su padre, hasta que descubre que es él mismo el que se ayuda, que es él el que invoca al Patronus que lo salva, que no hay otro que lo pueda salvar. Pues en estas estamos, que si esperamos a que nuestro “padre” (ángeles, seres de luz, otros humanos…) invoquen la salvación, la salvación no va a llegar. Que es hora de despertar y darnos cuenta de que esto sólo va a funcionar si empezamos a invocar a esa nueva humanidad desde el interior.


Esta Lunación se va a dar en conjunción a Júpiter, regente tradicional de Piscis, y en sextil a Urano. Traducción: podemos soñar con el inicio de ese mundo mejor y podemos hacer ese cambio, pero hay que hacerlo, soñarlo sólo no sirve. Para ello Plutón en conjunción a Venus y Marte desde Capricornio nos tira un cable. Hay que apostar por la transformación profunda, ¿de qué? De nuestra pareja interna. Tenemos que buscar esas guerras internas, esas partes de nosotros peleadas y transformar esas guerras en alianzas, acuerdos, cooperación. Ojo que con Plutón nada es fácil. Todo es intenso y suele doler. En realidad, el dolor lo provoca la resistencia y la falta de aceptación, así que es hora de coger la tabla de surf y a surfear las olas como vengan. Pero Plutón es regente esotérico de Piscis y nos invita a hacer esa transformación personal profunda y necesaria y apoya a esta Lunación de Piscis.


El grado sabiano de esta Luna dice "Una antigua espada, utilizada en muchas batallas, es exhibida en un museo", esta espada hace referencia a la VOLUNTAD, esa voluntad curtida en infinidad de batallas, que hay que desempolvar y volver a darle uso. Por supuesto como buen símbolo tiene más interpretaciones: esa espada que veíamos en el museo y que alguien ha vuelto a usar para generar caos y dolor. Las espadas tienen que ver con la mente, el intelecto, la inteligencia y la capacidad de discernir. Bien usada esta energía es una bendición, y como todo, mal utilizada puede causar dolor y sufrimiento.


Los planetas con más dignidad de esta Lunación (lo que quiere decir más fuertes) son Marte y Saturno. Dos planetas fuertes y que pueden mostrar a un Guerrero Espiritual Sabio o bien a un Dictador Asesino Despiadado. El trabajo para cada uno de nosotros en esta Luna es responder a lo siguiente: ¿Qué semilla vas a plantar? Hoy más que nunca, el futuro está en nuestras manos.


Este mes empieza el Nuevo Año Astrológico, aprovecha esta potente Lunación para poder un broche de oro, para sembrar una semilla que puedas llevar al futuro, al próximo paso, una semilla de esperanza y unidad, de luz y cordialidad. Seamos parte de la REVOLUCIÓN, creemos el mundo que queremos.



Myriam Amaro    607 962 435      myriam.amaro.fornos@gmail.com
  • Instagram
  • YouTube
  • SoundCloud - Gris Círculo